Casarse en Mayo es una apuesta… Puede llover. Pues María y Samuel apostaron bien, fue un día delicioso, con una ceremonia en los jardines de la masía de Can Riera. El único agua que cayo fue las lagrimas: una boda muy emotiva.

Edwin

Can Riera
Catering Airolo

Tagged with:
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>